Día 14

La moral del individuo está determinada por el lugar donde creció. Su contexto determina quién es, qué es bueno y qué es malo para él y los demás. La onda. No obstante, el individuo también puede decidir, en determinados contextos, lo qué es bueno y lo qué es malo para sí. La partícula. No es muy claro aún cómo ocurre la interacción entre el individuo y el contexto, entre la onda y la partícula. Sólo se tiene evidencia de la estrecha relación entre los dos. Dualidad onda-partícula. Si el contexto es cambiado, el individuo debe sufrir vivir un proceso de adaptación a su nuevo contexto. Un campo diferente puede interactuar con la partícula de forma caótica o se puede generar entropía. Sobre todo al inicio. En tiempo finito, si se trata de un campo asintóticamente estable, o la partícula tiene la fuerza suficiente, se puede estar, tan cerca como se quiera, de un conjunto ω-límite. En otras palabras el individuo puede experimentar tranquilidad. Algunas partículas especiales pueden interactuar con cualquier campo de tal modo que todo, o casi todo, sea trabajo. El guerrero no tiene lazos muy fuertes que lo aten a su contexto inicial y puede cambiar deliberadamente lo que es bueno o lo que es malo para sí.

4 comentarios sobre “Día 14

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s