II

Por si me pierdo en el camino (como efectivamente pasó) cuento con un mapa que me dejó uno de mis directores. Estoy demostrando que bajo ciertas condiciones una cuerda vibrante libre (como la tela de una araña) se rompe si uno de los parámetros se acerca al espectro del operador de onda. Ya tengo resuelto el caso para los valores propios 1 y 4 que son de multiplicidad simple. Para los otros valores propios necesito una versión multidimensional extraña del Teorema del Valor Intermedio. Es más difícil de lo que creía pero es menos enredado de lo que parece. Me siguen faltando infinitos casos.
Empecé a leer La Habitación de Giovanni de James Baldwin y estoy encantado. Es de esos libros que se leen con fluidez encarretadora. A continuación un resaltado de esta exquisita pieza de temática gay:

“Sin embargo, uno no puede, por desgracia, inventarse sus ataduras, sus amantes y sus amigos, igual que no puede inventarse a sus padres. La vida nos los trae y también se los lleva, y la mayor dificultad consiste en decir “sí”a la vida”.

Un capítulo al día es una dosis adecuada en medio de la tesis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s