VII

Todavía no sé si tengo que dar clase o no. La rutina del trabajo le vendría bien a mi salud mental, pero no tan bien a la tesis.
 
La mamá está de cumpleaños y no le he regalado nada. Cuando niño me gustaban más las fiestas que los regalos. Hasta hace un tiempo seguía siendo así. Los dos últimos años me han cambiado mucho. Tal vez el mejor regalo posible es poder seguir vivito, coleando y con la lucidez necesaria para poder seguir contando los años vividos. Ojalá en compañía de alguien amado. Es suficiente regalo.

Un comentario sobre “VII

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s