3

Con cuatro días seguidos de montar en bicicleta hasta el trabajo (arriba en una loma) y dos goticas de Rivortil® tuve el sueño más profundo que he tenido desde que tengo memoria. Pero, como hoy también se perdió el cuchflí (conversor de tres a dos patas) del videobeam, amanecí peleando con el planeta. Se me salió el Kyubi en la mañana. Haciendo la clase ya se me pasa. Me dejó pensando mucho el profe Andrés con la analogía de los ritmos de la clase y el Jazz.

La Ecuación de Matukuma modela el potencial de energía de ciertos agujeros negros. Los chinos ya demostraron en el semillero que existe solución (teóricamente existen esos los agujeros negros), las soluciones son radialmente simétricas (el agujero negro “atrae” con igual fuerza a distancias iguales sin importar “el ángulo”), la energía del potencial gravitacional es infinita (no sé bien físicamente eso qué significa, no sé qué hacen los físicos con  infty ) y la masa total del agujero negro es finita (eso parece ser crucial). Son muchas cuentas muy enredadas y los pelados se enredan mucho. Me encanta verlos tratando de descifrar algo tan oscuro y arañando para tratar de hacerse alguna imagen de la situación. Es lo mismo que hace uno.

Mauro ya llegó a la casa. Le estamos dando los remedios: gotas para los ojos, desinfectante para la herida de las (ex)güevitas, la limpiada de los piches (tiene un ojo pichito) y el antibiótico. Esta conseguida de casa de Mauro es tal vez de lo más bonito que me ha pasado en Twitter. Eso y haber conocido a Laura.

4 comentarios sobre “3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s