19

Afuera está lloviznando. A veces pienso que me gusta más el silencio que la música. Se oye el ruido de uno que otro carro cortando la lluvia. Los animales están tranquilos y el silencio resalta sus juegos. La gata se sienta en alguno de sus sitios preferidos y a ratos juega sin mayor interés con una pluma. La perra se enrosca por el frío, toma una de sus pepas, la tira y luego hace que la caza. El gato me mira como si estuviera interesado en lo que hago. Hay un proverbio zen que habla sobre el silencio y el cantar de los pájaros, pero no me acuerdo como es.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s