No entendí nada

Los matemáticos tenemos un serio problema para comunicar lo que hacemos. No solo en comunicar lo que hacemos al público en general o a los inexpertos, nos cuesta comunicarnos entre nosotros mismos, entre especialistas. En los eventos muchos podrán posar de que entienden todo, pero la verdad es que la mayoría de las conferencias y charlas están llenas de enredos técnicos que a nadie interesan, que duermen y que aburren a cualquiera. No solo es culpa del matemático que hace un esfuerzo (no muy grande) en comunicar sus resultados. El que está comunicando el resultado puede no entender muy bien lo que está haciendo y él transmite el mismo enredo técnico en el que está inmerso. También puede deberse a la vastedad de la matemática y de la terminología. No es menor el problema de tratar de comunicar un resultado complejo y profundo en veinte minutos. El lenguaje usual y el apoyo gráfico que facilitan la comprensión pelean con el rigor técnico que no ayuda mucho a divulgar. Los que tienen una hora para exponer sus resultados tienen un privilegio que no siempre saben aprovechar. Han pasado unos ocho años desde la primera vez que fui a un evento especializado. En mi (sub)especialidad he logrado pasar de no entender nada, a entender la colocación del problema y la técnica empleada. En las demás áreas, salvo que se trate de una charla muy bien hecha, suelo no entender nada. Términos sueltos, cosas así. Los más experimentados dicen obtener ideas de otras conferencias. A mí me suena lejana esa posibilidad. Si los matemáticos no nos esforzamos un poco más en comunicar lo que hacemos, los congresos no serán (¿no son?) más que grandes reuniones de autistas que posan de entendidos.

congreso
Con mi amigo José y mi cara de “se me quedó prendida la olla del arroz”

 

8 comentarios sobre “No entendí nada

  1. De acuerdo en muchos casos – pero me parece que hay gradación: no todos son (¿somos?) tan autistas, no todos ignoran tanto al público (aunque sí un porcentaje muy alto). El tema es muy preocupante, pero creo que sucede en mayor o menor grado en todo el conocimiento especializado.

    La pregunta es: ¿qué se puede hacer? O mejor dicho: ¿qué puede hacer usted mismo, qué puedo hacer yo? En clase creo que tenemos que apoyar más que nunca actividades de carácter explicativo por parte de los estudiantes. No solamente resolver ejercicios (algo también importante) sino aprender a explicar a los demás. No es obvio ni fácil, pero me parece que parte de la raíz del problema es que la mayoría no está acostumbrado a *explicar* nada de verdad.

    ¿Cuáles charlas de la semana pasada le parecieron distintas de la norma en ese sentido? ¿Cuáles intentaron explicar algo de verdad, que usted recuerde? (Pregunto no tanto por los nombres, sino porque vale la pena inspirarse en eso que hicieron algunos para ser entendidos – son ejemplo para los demás, y tal vez vale la pena examinar con cuidado qué hacen.)

    Me gusta

    1. Me gustaron mucho la de Mauricio Velasco, la de Pedro Isaza y la de Alfonso Castro. Resalto la de Velasco porque no era mi área y entendí mucho. Se notó el esfuerzo por hacerse entender y mostrar la belleza del asunto.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s