Erecciones, eyaculaciones, meadas.

Los muchachos tienen erecciones de acero, orinan como los ríos bravos del campo colombiano y eyaculan como una la bolsa de leche explotando al caer de un quinto piso. Los muchachos no imaginan que toda esa intensidad biológica es pasajera, que ese climax fisiológico dura menos que el tiempo que logra aguantar antes de venirse. Los muchachos no tienen ni la más remota idea que tarde o temprano tendrán que ir al urólogo.

Los muchachos se convertirán inexorablemente en viejitos prostáticos.

Viejitos prostáticos que orinan con un silbido de chorrito entrecortado, como un grifo que no cierra del todo. Viejitos prostáticos a los que la meada los levanta a las tres de la mañana y que no van donde el urólogo porque su masculinidad se va a desvanecer en el mismo instante en el que el doctor les meta el dedo en el culo.

Yo estoy en transición.

Desestimé con arrogancia el terror de algunos viejitos prostáticos con respecto a la ida al urólogo. ¿Qué es un dedo en el culo? Decía yo con sobradez, con la sobradez de un culo que no le tiene miedo a un dedo.

He tenido dos visitas al urólogo.

En mi primera visita el tipo no me miró a la cara, fue displicente, me pidió que me bajara los pantalones y realizó la siguiente operación en cuestión de segundos : se-puso-un-guante-y-se-echó-un-gel-en-un-dedo-que-me-metió-culo-arriba-e-inmediatamente-lo-saco-para-finalmente-botar-el-guante-a-la-basura. Como cuando le rapan a uno el celular en Transmilenio, así. ¡Pin tun tas! Luego me tiró sobre la camilla un papel de lija para que me limpiara el gel que, dicho sea de paso, ni los lubricantes más baratos se sienten tan mal. A lo largo de toda la consulta el doctor mantuvo una jeta de profundo asco y desprecio. ¡¿Para qué putas estudió urología si le fastidia tanto el acueducto y alcantarillado masculinos?!  ¡Nadie le estaba pidiendo un besito, viejo pendejo!

En mi segunda visita (obvio, cambié de urólogo) me fue muy bien. Un tipo querido y de trato respetuoso. Si necesita hacer el asunto del dedo, hágale fresco. Pensé. Me pidió que me recostara en la camilla y que me bajara los pantaloncillos. Lo que sigue sucedió en cuestión de segundos: me-bajé-los-pantaloncillos-y-por-el-frío-lo-vi-ridículamente-chiquito-y-pensé-espere-me-lo-estiro-que-me-da-pena-y-luego-pensé-que-sería-muy-raro-y-tendría-extrañas-interpretaciones-estirarme-el-pipí-enfrente-del-urólogo-así-que-alcancé-a-devolver-la-mano-antes-de-embarrarla.

En esta fase de transición, en donde uno ya uno no es un ardiente muchacho, hay que cuidarse, buscar el urólogo adecuado, mantener una vida sana, aprender técnicas de respiración y sobre todo practicar todos los días los ejercicios Kegel para ser como el lobo: para orinar mejor, para eyacular mejor y para tirar mejor.

Anexo: Es verdad chicos, la próstata (estimulada adecuadamente) es el centro de placer más grande que tiene el hombre. De lejos. No se vaya a morir sin haber experimentado un orgasmo prostático, no sea tan bobo, puede seguir siendo heterosexual si quiere.

031-pierre-and-gilles-theredlist
Full Moon by Pierre y Gilles.

 

Un comentario sobre “Erecciones, eyaculaciones, meadas.

  1. Muy divertido (y justo) este post — así es la cosa. Lo de los urólogos que exhalan desprecio y asco es un misterio para mí también. A mí sencillamente me parece que no es profesional esa actitud.
    Parecen esos urólogos pacatos además ignorar que en nuestro cuerpo todo está conectado (y es importante cuidar y tratar con respeto y cariño absolutamente todo). Los cabalistas en la España medieval parecían saberlo mejor – para ellos la unión entre cerebro, columna vertebral, testículos y pene era el eje fundamental de la vida en el hombre. Los pulmones, la respiración, todo estaba inter-relacionado. Claro, ellos no eran católicos … y terminaron refugiándose en otros lugares del mundo.
    Negar la belleza del mundo (cuando nos es dado verla) es como bobo… o peor aún: hace daño al que la niega y a los que estén alrededor.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s