¿Pública la dejaron?

Celebro la reciente manifestación estudiantil, el coraje, la determinación y los logros. Esta es una lucha que tenían que dar las estudiantes porque nadie más lo iba a hacer, eran las únicas dispuestas a pagar con su sangre la defensa de la universidad pública. Los profesores somos otra historia, desde que sigamos recibiendo nuestro sueldo, mucho o poco, haremos barra desde el  sofá. Si lo dejamos de recibir, siempre estará la opción de piratear en las privadas, de hacer consultorías o de reclamar la pensión.

Las estudiantes le han demostrado al gobierno, al país y al mundo que pueden ejercer el poder que siempre han tenido. Pero al igual que para el gobierno, para los estudiantes el ejercicio del poder tienes sus complicaciones, sus responsabilidades, pero sobre todo, sus consecuencias.

Algunos (muchos estudiantes, casi todos hombres) se equivocan si creen que reduciendo esto a una lucha de clases van a lograr una universidad pública. Y también es un error vender a la universidad pública como la única promesa de ascenso social del pueblo. Pobres y ricos, estudiantes y gobierno son sólo algunos de tantos lugares desde donde se ejercen las relaciones de poder y la opresión.

Basta con darse una vuelta por los grupos de Facebook de estudiantes de universidades públicas. Son grupos de decenas miles de seguidores que aplauden todo lo que dice el administrador. Estos grupos suelen estar conformados principalmente por estudiantes hombres y de carreras técnicas como ellos mismos revelan orgullosos en sus estadísticas. La línea editorial parece ser clara: chistes de contexto y chistes políticos contra el establecimiento y a favor de la izquierda. De tanto en tanto se alterna el muro con chistes de gran calibre machista, misógino y homofóbico. Son memes cargados de la cantidad justa de odio para que rueden como bola de nieve. Es aquí donde estos grupos de universidades públicas no tienen nada que envidiarle a su contraparte privada: Los Chompos de la Universidad de los Andes. Porque muchachos, no hay necesidad de luchar por una universidad pública misógina y homofóbica, esas relaciones de poder ya oprimen en todos los estratos e instituciones.

Preocupa que la defensa de la universidad pública termine siendo sólo en beneficio de las mismas estructuras de poder. Cambiamos de opresor, solo que ahora tiene la supuesta ventaja de tener una conciencia social que no es más que miopía. Preocupa que los frutos de lucha estudiantil terminen malgastados sólo en que los muchachos-hombres-pobres puedan estudiar para poder acceder a la clase trabajadora explotada y así finalmente comer carne todos los días, comprar carro y televisor de las suficientes pulgadas. En últimas sería una universidad pública para algunos, para los hombres machistas, misóginos y homofóbicos que ya ejercen en el poder en todas partes, sería una universidad pública de fines mezquinos y en función del capitalismo. Con el agravante de que el egresado si tiene la buena fortuna de entrar a la clase media acomodada (viviendo en las mieles de la sexualidad burguesa que tanto defiendió) ni si quiera tenemos garantía de que estos machitos mantengan una visión política de izquierda. En últimas una universidad pública para algunos, que mantiene las mismas formas de opresión, no es una universidad pública.

Que el machismo, la misoginia y la homofobia tengan tan fiel hinchada en las carreras técnicas de las universidades públicas no es un desprestigio para sus seguidores, es un desprestigio para nosotros,  para los profesores y para las instituciones. Quién sabe de cuántas formas los profesores de matemáticas, física e ingeniería perpetuamos estas formas del ejercicio de poder. Tampoco es que las instituciones y las carreras en humanas estén muy comprometidas con si quiera reflexionar en las relaciones de poder. Por ejemplo, es bien sabido que a los filósofos, humanistas y directivos de la grandiosa Universidad Nacional de Colombia se les encoge el pene si contratan una mujer en su planta docente. Si la facultad de filosofía de la mejor universidad del país es el “faro moral” (al menos ejemplo debería ser), qué le podemos pedir a un estudiante de ingeniería cuya formación humanista difícilmente supera el haber leído “Ética para Amador”.

Ya que los profesores pudimos celebrar como espectadores la defensa de la universidad pública, nos toca ahora asumir con más compromiso la educación humanista propia y la de nuestros estudiantes. Especialmente en la práctica y con el ejemplo. Está claro que no podemos seguir delegando la formación humana en los de humanas. Las estudiantes ya hicieron su parte, nos toca ahora hacer la nuestra que para eso nos pagan.

42503174_299686287522320_2570364138650151898_n

Anuncios

3 comentarios sobre “¿Pública la dejaron?

  1. Especialmente en la práctica y con el ejemplo.

    Sí, señor.

    Y sí, todo lo que dice en el post sucede. Pero tiendo a tener una visión ligeramente menos pesimista. Como bien dicen mis colegas en Europa, aquí en América Latina por lo menos hay algo parecido a un movimiento estudiantil. En Europa hace cuarenta años desapareció eso por completo. Lo tuvieron, claramente, en el 68 y durante los años que siguieron. La reacción al espectro de 68 fue tan brutal allá que desarticularon por completo el movimiento estudiantil (partieron los campus en diez universidades distintas, como en París; lograron cooptar a sus estudiantes de maneras a veces impresionantes). La excepción es el sur (siempre el sur) de Europa: Grecia, Cataluña (donde hay algo de movimiento estudiantil, ahora mezclado con el independentismo), Italia. Sin embargo, lograron en esos lugares también debilitarlo.

    De alguna manera, todos los cambios revolucionarios siempre han estado acompañados, casi aceitados diría uno, por gente acomodada. Los estudiantes, si uno considera la población global, son unos chicos muy consentidos. Poder dedicar parte de su tiempo a entender Ricatti o conexiones de Poincaré o por qué la negación del Axioma de Elección puede ser aún más paradójica que el mismo Axioma de Elección requiere de verdad una sociedad riquísima – durante el 99% de su existencia la humanidad no habría podido tener ni remotamente el tiempo para semejantes elucubraciones.

    Aún así, en este movimiento nuestros chicos (consentidísimos, a quienes dedicamos nosotros los profesores tiempo enorme en este sistema, afortunadamente) estuvieron maravillosos. Y sí, tenemos que meter el hombro, ya. Algunos hemos intentado cosas.

    Matemáticas de la Nacional adquirió una dinámica muy interesante y muy chévere durante este movimiento. La Mesa de Trabajo (que es de un grupo nutrido de estudiantes de pregrado, aunque no todos) nos sorprendió por la celeridad, la agudeza, de sus propuestas a nivel del Departamento. ¡Ojalá todo eso prospere!

    Me gusta

  2. Hijo mío, tener esta capacidad de análisis y autocrítica como la que manifiestas en esta y tantas ocasiones, es siempre esperanzador. Comparto contigo que quienes realmente puso el pecho y la espalda fue el estudiantado, que desafió y consiguió lo que nadie más quiso comprometerse a lograr. Voces de docentes, como la tuya, deberían pulular, para que así se evidencien las injustas realidades y se produzcan los cambios necesarios para construir un mejor país.

    Me gusta

  3. Algo así leía con maestros en Andalucía, que se cuestionaban su quehacer si eran esos jóvenes votantes los que le habían dado voz política a lo más facho de lo facho. Que es casi paradójico porque si alguien ha sido resistencia es Andalucía, así que el cotidiano está lleno de imágenes y memorias de la resistencia a la invasión, al franquismo, a todo.

    Creo que era Napoleón el que decía que, para educar a los niños hay que comenzar educando a los papás. Y pues un poco sí. De ahí mi pesimismo generalizado con todos estos hijueputas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s